Alergia a insectos

En las consultas de alergia se informa al paciente de que él también tiene que colaborar activamente siguiendo unos consejos de actuación básicos.

Autoadministración de adrenalina

Todo paciente con antecedente de reacción alérgica grave debe ser instruido en la auto-administración de adrenalina. Este fármaco se emplea en el tratamiento de las urgencias alérgicas.

La adrenalina (también llamada epinefrina) es una sustancia natural que se segrega en las glándulas suprarrenales en respuesta al ejercicio o estrés. La adrenalina activa el receptor adrenérgico de las células sobre las que actúa imitando las acciones del sistema nervioso simpático (taquicardia, aumento de la presión arterial, disminución del riego sanguíneo a nivel cutáneo y aumento de la irrigación muscular, aumento de la frecuencia respiratoria...) y por lo tanto invierte los síntomas de la rinitis, la urticaria,  el broncoespasmo y la hipotensión.

La adrenalina es el tratamiento de emergencia de la reacción anafiláctica sea cual sea el desencadenante: veneno de himenópteros, alimentos, medicamentos u otros alérgenos,  anafilaxia desencadenada por el ejercicio y anafilaxia de origen desconocido.

La adrenalina tiene unos efectos adversos que debe conocer el pacien te y son prolongación de su acción farmacológica. Afectan principalmente al sistema cardiovascular produciendo taquicardia, aumento de la tensión arterial, vasoconstricción periférica, dolor anginoso, arritmias, etc.

Puede producir también ansiedad, temblor y cefalea y más raramente disminución del pulso, edema pulmonar y confusión.

La adrenalina en caso de emergencia no tiene contraindicaciones absolutas. Sí existen contraindicaciones relativas (insuficiencia coronaria, arterioesclerosis cerebral, feocromocitoma y  glaucoma de ángulo estrecho) en las que hay que valorar más cuidadosamente la relación riesgo-beneficio, individualizándolo en cada paciente.

Se debe tener también más precaución en pacientes hipertensos, con hipertiroidismo, diabetes, taquicardia, neurosis y en ancianos.

Desde 1999  existe en España un dispositivo para autoinyección automática comercializado por ALK- Abelló y que se denomina ALTELLUS. El ALTELLUS está diseñado para que pueda ser usado por personas no profesionales. El dispositivo automático se aplica en la cara antero externa del muslo, en ángulo recto, incluso a través de la ropa. Al presionar el autoinyector contra el muslo se acciona un muelle que activa el émbolo La aguja se libera en dirección al muslo y se inyecta intramuscular la dosis de epinefrina correspondiente.

La administración de adrenalina es la primera medida de auxilio en la reacción anafiláctica pero en ningún modo sustituye a la atención médica. El paciente tras administrarse adrenalina debe acudir a un centro médico donde se valorará si requiere otras medidas de tratamiento como líquidos intravenosos, corticoides y/o antihistamínicos.

Tratamiento de la picadura

En caso de picadura, se debe lavar la herida con agua y jabón.   

Si la picadura es de abeja hay que retirar el aguijón teniendo cuidado de no hacer presión sobre el saco que contiene el veneno porque podríamos inocular una mayor cantidad de éste. Debe retirarse con la uña de abajo hacia arriba.

Se aconseja no rascarse para evitar el riesgo de infección y aplicar una solución desinfectante. Si se puede se deben aplicar compresas frías o hielo.