Rinitis

La rinitis es la inflamación de la mucosa nasal que produce congestión nasal, estornudos, secreción mucosa y picor nasal. Estos síntomas pueden asociarse a inflamación ocular  o conjuntivitis que se manifiesta con enrojecimiento ocular, lagrimeo y picor de ojos; también puede relacionarse con otitis y sinusitis de repetición,  y con la presencia de pólipos.
 
Las causas que producen rinitis pueden ser infecciosas, alérgicas, por alergia a fármacos, hormonal… y como factores desencadenantes irritantes como humos, vapores, polvo, olores fuertes…
 
El diagnóstico requiere la presencia de los síntomas descritos, junto con la exploración de las fosas nasales mediante rinoscopio y/o endoscopia nasal, investigando la causa que la produce mediante análisis de sangre, pruebas de alergia, radiografía u otras pruebas radiológicas de los senos nasales y reconocer los factores que empeoran su evolución.
 
La rinitis es la inflamación de la mucosa nasal que produce congestión nasal, estornudos, secreción mucosa y picor nasal. Estos síntomas pueden asociarse a inflamación ocular  o conjuntivitis que se manifiesta con enrojecimiento ocular, lagrimeo y picor de ojos; también puede relacionarse con otitis y sinusitis de repetición,  y con la presencia de pólipos.
 
Las causas que producen rinitis pueden ser infecciosas, alérgicas, por alergia a fármacos, hormonal… y como factores desencadenantes irritantes como humos, vapores, polvo, olores fuertes…
 
El diagnóstico requiere la presencia de los síntomas descritos, junto con la exploración de las fosas nasales mediante rinoscopio y/o endoscopia nasal, investigando la causa que la produce mediante análisis de sangre, pruebas de alergia, radiografía u otras pruebas radiológicas de los senos nasales y reconocer los factores que empeoran su evolución.
 
Alergia a ácaros del polvo
 
Los ácaros son unos arácnidos de los que se han identificado más de 30000 especies. Para su desarrollo necesitan vivir en lugares con una humedad relativa comprendida entre 70-90 %, y el rango de temperatura para su reproducción es amplio (5-30ºC), siendo el óptimo de unos 25 º C. Además de en muchos otros lugares, muchos de ellos se encuentran de forma habitual en domicilios, especialmente en colchones, alfombras y almohadas
acaro

 
Se cree que, junto con los pólenes,  es una de las principales causas de enfermedad alérgica respiratoria (rinitis y asma alérgicas). 
 
 
 
 
 
 
 
Alergia al polen

En la primavera se producen más reacciones alérgicas debido a que muchas plantas producen polen que es esparcido a la atmósfera. En los países desarrollados, se estima que un 15% de la población sufre este tipo de alergia.

No todas las plantas pueden producir alergia sino aquellas que se polinizan por el aire.

En España, los responsables del mayor número de alergias por polinización son los árboles como el roble, el olmo, el plátano o el olivo y, en verano, hierbas como la grama dulce(gramíneas) o malezas como el cardo. ¿Qué es el polen? El polen es una sustancia muy pequeña, más incluso que la punta de un alfiler, que contienen en su interior células espermáticas. Es producido por el aparato reproductor masculino de la flor y su función es transportar las células espermáticas al aparato reproductor femenino para producir la fecundación y dar lugar al fruto.

Una sola planta puede producir miles de granos de polen que, en la planta, tiene un aspecto de polvo amarillento pero que, al dispersarse en el aire, no se ve.

El polen es reconocido por el cuerpo como una sustancia enemiga a la que hay que destruir, al igual que hace con las bacterias o los virus.

 

 

¿Quién puede sufrirla?

Esta enfermedad tiene una fuerte carga genética. Existen una serie de factores hereditarios que condicionan una predisposición a padecerla. Aunque la persona tiene que entrar en contacto con la partícula para sufrir la alergia.

Cerca de un 80% de los hijos de padres polínicos tienen tendencia a padecer esta enfermedad. Suele afectar desde la infancia, reincide cada primavera, y suele remitir a partir de los cuarenta años.